Moda y tecnología, el tándem perfecto

Hablemos de moda y tecnología. Una de las ideas más creativas e innovadoras para los ‘techies’ y ‘fashionistas’ de todo el mundo. 

El año pasado visité un museo que aunaba arte y moda. En él había un maniquí con un sencillo y ajustado vestido beige. Demasiado normal, pensé. Hasta que saqué mi smartphone. Al escanear el marcador, esta simple prenda se convirtió en un espectacular y brillante vestido ideal para la más exquisita de las galas. Y para mí, pasó a ser un ejemplo de cómo la tecnología se integra cada vez más en nuestra realidad. Tanto es así, que ya hay quienes aseguran que, en el futuro, nos limitaremos a vestir con colores blancos, grises y beiges. La tecnología se encargará de hacer el resto.

Imaginemos el mundo dentro de 10 años. La gran revolución en moda y tecnología. Todos caminaremos con nuestro móvil en la mano, escaneando al resto para ver sus ‘modelitos’. Por supuesto, habrá quienes prefieran ahorrarse la molestia de cargar con el dispositivo, comprándose unas gafas de Realidad Aumentada personalizadas al gusto del consumidor. Si es que no son los más innovadores. Aquellos para quienes las anteriores opciones no serán más que ‘trastos obsoletos’, que ya habrán sustituido por unas lentillas capaces de ofrecer una total inmersión.

La Realidad Aumentada ha evolucionado tanto en el sector textil que la moda parece haber entrado en una nueva dimensión

Por desgracia, para esto todavía nos toca esperar. Aun así, hoy en día podemos encontrar la fusión de moda y tecnología en prendas de ropa, probadores,  revistas o en la propia tienda. Un buen ejemplo es el desfile de moda en Realidad Virtual de Topshop, el cual tuvo lugar durante la FashionWeek de Londres en 2014. Se trata de un desfile de moda que los clientes pudieron disfrutar desde la tienda gracias a unas gafas de Realidad Virtual.

Clientes de TopShop disfrutando del desfile gracias a la Realidad Virtual

Echando la vista atrás, hay dos campañas de Realidad Aumentada que debo destacar. Dos acciones de marketing que supusieron toda una innovación para los amantes de la moda y tecnología. En 2010, Hugo Boss desarrolló la primera experiencia en escaparates interactivos en Londres. Fue alucinante. La compañía alemana supo darle un giro de 180º al tradicional hábito de comprar. El tema elegido para la ocasión fue la ‘Magia Negra’, creando sinergia con la marca. La Realidad Aumentada pudo disfrutarse tanto dentro como fuera de la tienda a partir de unas tarjetas que activaban la experiencia interactiva con el desfile de moda y tecnología.

La segunda experiencia de Realidad Aumentada que más recuerdo es aquella lanzada junto a la colección de zapatillas de Adidas Originals. Los diseños más famosos de la multinacional fueron incluidos en ella. Para activarla, el usuario debía apuntar con su dispositivo hacia la lengüeta de la deportiva. Esta iniciativa supuso toda una innovación para el sector.

Modelo 3D incluido en la experiencia de Realidad Aumentada lanzada por Adidas

Si la tecnología es el futuro, la moda es su evolución

Esta mezcla entre moda y tecnología no nos coge de nuevas en imascono. Hace casi seis años lanzamos nuestra primera colección de camisetas de Realidad Aumentada. Algunas de ellas son  Alive Animals, Be a Hero y Brosmind. Para activar la experiencia debe escanearse la ilustración con la app de imascono, disponible en Android y iOS.

Que cada vez más compañías aprovechen esta innovadora tecnología para sus campañas de marketing nos hace sentirnos orgullosos. Quien sabe. Quizá en un par de años, meses, días (o incluso horas), volvamos a nuestros orígenes para apoyar, de nuevo, esta increíble evolución en la moda y tecnología. Por si acaso, no nos pierdas de vista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *