Realidad Aumentada vs Realidad Mixta

Durante años, los conceptos de Realidad Aumentada y Mixta se han utilizado sin distinción. Con la profesionalización del sector y el avance de la tecnología, ser capaz de diferenciar los detalles técnicos se ha vuelto fundamental.


La Realidad Aumentada es la tecnología que combina elementos virtuales con nuestro entorno. La realidad es aumentada gracias a los ‘input’ generados por el dispositivo que se superponen en forma de sonido, vídeo, datos, imágenes o animaciones. Por su parte, la Realidad Mixta mezcla el mundo virtual y real para generar un nuevo entorno. En él, las personas y los objetos –tanto reales o virtuales- interactúan entre sí sin ningún tipo de limitación.

En la Realidad Mixta, la interacción de los elementos reales y virtuales crean un nuevo entorno donde la acción tiene lugar

La diferencia fundamental, por tanto, radica en la condición intrínseca en la Realidad Mixta: los elementos reales y virtuales deben poder interactuar entre sí, en tiempo real y en un nuevo espacio creado a partir de la fusión de ambas realidades. Es decir, no solo los elementos virtuales actúan sobre el entorno real (lo que sucede en la Realidad Aumentada). En la Realidad Mixta, los elementos reales también son capaces de modificar el mundo virtual, independientemente del lugar en el que la experiencia tome lugar.

mixed-reality-example

El término Realidad Mixta fue utilizado por Microsoft durante el lanzamiento de las gafas Microsoft Hololens. Con este proyecto, el gigante tecnológico pretende dar un paso sustancial en el concepto actual de las  interfaces de usuario, así como liderar la completa integración entre el mundo real y el virtual.

Aunque por el momento estas gafas han sido lanzadas solo para desarrolladores, las gafas Microsoft Hololens están en el radar del mundo entero. Entre las aplicaciones diarias que la ha compañía ya ha mostrado se encuentran la comunicación entre personas, el diseño y creación de productos, el aprendizaje o el entretenimiento. Por el momento, todos los videos y presentaciones realizadas son una muestra de intenciones. Todavía no existen herramientas y software desarrollados para esta nueva tecnología, ni una masa crítica capaz de consumir esos contenidos.

La apuesta de Microsoft Hololens es idílica, pero no así la tecnología. Sin duda, es la dirección hacia la que nos dirigimos. Ante nosotros se presenta un futuro donde la democratización de la tecnología será fundamental. Un mundo en el que el contenido y la simplicidad de la experiencia de usuario marcarán la diferencia. El tiempo que nos cueste llegar dependerá de empresas como la nuestra.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *