Ilustración conel arte 3D incluido en la cocina virtual de Bosch

Cocina virtual en Realidad Aumentada

La tecnología Kinect permite a los usuarios sumergirse en una cocina virtual donde se convierten en los protagonistas. Los elementos 3D que aparecen los transforman en verdaderos chefs de la cocina internacional. Se trata de un proyecto interactivo que permite trasladar la experiencia a todos los puntos de venta.

TRABAJO

Para poner en marcha la cocina virtual en Realidad Aumentada es necesario tener una TV, una Kinect, un ordenador y una dosis de creatividad. Imascono se encargó de plantear la experiencia de Realidad Aumentada, el modelado y animación 3D, la UX/UI y el código de la app. El proyecto combina dos conceptos de vanguardia: la imagen de marca y la innovación, ambos compartidos por el cliente. Puedes aprender más sobre este proyecto en nuestro Magazine.

CLIENTE

Esta instalación interactiva basada en tecnología Kinect se ha desarrollado para la compañía Bosch Home Appliances, una filial de B/S/H. Bosch es líder en el mercado de electrodomésticos gracias a su carácter innovador y su uso de la tecnología.

SHARE

Facebook
Google+
http://imascono.com/es/portfolio-item/cocina-virtual-bosch">
Pinterest
Instagram

Los elementos 3D están basados en tres tipos de cocina: la italiana, la japonesa y la minimalista. Cada una de ellas muestra elementos característicos de su viertiente, integrados a la perfección con los electrodomésticos propios de la compañía Bosch. Los objetos animados aparecen cuando se activa la experiencia Kinect y responden a los movimientos del usuario, quien queda totalmente integrado en la cocina virtual de Realidad Aumentada.

Arte 3D de la cocina virtual italiana incluida en la experiencia de Realidad Aumentada de Bosch
Arte 3D de la cocina virtual asiática incluida en la experiencia de Realidad Aumentada de Bosch
Arte 3D de la cocina virtual minimalista incluida en la experiencia de Realidad Aumentada de Bosch
Marcadores utilizados para activar la experiencia de Realidad Aumentada de la cocina virtual de Bosch

Una vez que el usuario se coloca delante de la instalación y es reconocido por la Kinect, puede empezar a interactuar con la experiencia moviendo sus manos. A los laterales hay unos botones que permiten cambiar de cocina virtual. Además, la instalación también permite tomar fotografías y compartirlas en Twitter.

Ejemplos de la interfaz incluida en la cocina virtual con Realidad Aumentada de Bosch

Los resultados son asombrosos. El usuario se convierte en el principal protagonista de la cocina virtual gracias a la tecnología Kinect. La divertida experiencia fortalece la relación entre usuario y marca, impactando en él o ella y generándole un recuerdo positivo. Instalando una impresora en el punto de venta la experiencia se hace todavía más intensa, permitiendo al cliente llevarse a casa un gran recuerdo.

Cuatro fotografías con clientes disfrutando de la cocina virtual de Bosch